Skip to content
Logo Skeepers
Open mobile menu button
Los secretos de una estrategia de éxito para las fiestas navideñas
Influencer Marketing Influencer Marketing

Los secretos de una estrategia de éxito para las fiestas navideñas

¡Este contenido está desactualizado, estamos trabajando en su actualización!

La temporada navideña genera sin duda alguna grandes volúmenes de ventas, y por ello se posiciona como imprescindible para las marcas. Para asegura su éxito, muchas marcas basan sus campañas en marketing de influencia. Es una apuesta ganadora si se está bien preparado. Organización, ideas, aspectos técnicos: en este artículo te desvelamos todos los secretos de una estrategia de éxito de marketing de influencia para la fiestas de 2020.

1 – Encontrar el tono correcto para la temporada de vacaciones de 2020

Por todos es sabido que 2020 ha sido un año atípico que se ha caracterizado por inusuales acontecimientos. Sin embargo, a pesar de la crisis sanitaria, muchos consumidores no quieren renunciar a las fiestas. A escala mundial, el 70%  no tiene previsto reducir el presupuesto que dedica a las comprasde regalos de fin de año..

Si bien el deseo de consumir sigue siendo fuerte, las expectativas de los compradores han cambiado. Sólo el 8%  cree que las marcas deben dejar de hacer publicidad en tiempos de crisis. Por otro lado, las exigencias a las marcas son cada vez más claras. Los consumidores quieren que muestren una verdadera utilidad social. El 77%  quiere que se expresen sobre cómo pueden mejorar la vida diaria y el 70%  quiere que adopten un tono tranquilizador. Por lo tanto, según Kantar, las marcas deben transmitir un discurso auténtico, empático y práctico.

Por último, hay que tener en cuenta la responsabilidad social a la hora de decidir el tono que se va a utilizar. Más del 50% de los internautas europeos quiere que las marcas se comprometan en este sentido. Por lo tanto, estas han de añadir un significado adicional a sus campañas de marketing al final del año para satisfacer a su público y destacar.

 

2 – Recrear el espíritu navideño con campañas creativas

En línea con las expectativas de los consumidores, la temporada de fiestas 2020 será una oportunidad para establecer partnerships con asociaciones u ONGs. Una apuesta ganadora, por la que la marca Paul Mitchell optó en 2019. Su campaña de Navidad en colaboración con la ONG Sea Shepherd fue un verdadero éxito. Fue difundida por una veintena de influencers y generó más de diez mil likes.

Con el espíritu navideño por bandera, la marca The Body Shop ha creado calendarios de adviento bajo el tema “La magia de estar juntos”. La marca ha apostado por productos con un packaging especialmente diseñado para las fiestas. Además se ha alineado con los deseos de los consumidores, adoptando un tono tranquilizador y una actitud de solidaridad. Y es que, la marca se ha comprometido a donar parte de sus beneficios a una organización que defiende los derechos de la mujer: la Fondation des Femmes.

En 2019, la marca de cosméticos Avon regaló calendarios de adviento, llenos de productos, a varias influencers. Un bonito regalo que inspiró tipos de vídeos diferentes. No impuso un briefing complicado, sino que dió carta blanca permitiendo a loa creadoras de contenido expresarse de forma espontánea. El resultado: vlogs, whishlists de regalos de Navidad o incluso tutoriales de “look festivo”: ¡contenidos auténticos y útiles que se adaptaban perfetcamente a la época del año!

 

En Navidad, las marcas se benefician mimando no sólo a los influencers, sino también mimando a sus seguidores. El final de año es un gran momento para celebrar concursos y ganar productos para los consumidores más entusiastas. Una estrategia ideal para ganarse el corazón de nuevos compradores, pero también para ganar visibilidad gracias a las altas tasas de engagement.

La marca de lencería Sans Complexes se dió cuenta de ellos en 2019. Por ello, la marca ofreció a varias microinfluencers un conjunto de su elección y les propueso organizar un sorteo para que sus seguidores ganasen conjuntos similares. Una bonita campaña que alimentó la magia de la Navidad y permitió a los influencers ofrecer a sus seguidores contenido auténtico y regalos personalizados.